No siempre son las más grandes, ni las más antiguas, ni las más famosas, pero sí que son las que tienen un mayor encanto. Al menos así lo creen los usuarios de www.jetcost.es , el potente buscador de vuelos y hoteles que periódicamente pregunta sobre los espacios más exclusivos de Europa. En esta ocasión han sido consultados sobre las plazas que consideran con más encanto y en las que disfrutar de un buen rato en alguna de sus terrazas, mientras se contempla el entorno y se vive su ambiente.

La Grand-Place, Bruselas (Bélgica)

 La Grand-Place es el sitio más sorprendente de Bruselas y una de las plazas más bellas de Europa según los usuarios de Jetcost.es. Escenario, como muchas grandes plazas de acontecimientos festivos y dramáticos, la arquitectura que la rodea la convierten en una auténtica obra de arte. Su principal edificio y el más antiguo, es el Hotel de Ville, o Ayuntamiento que data de 1459, en el que destaca una torre de 96 metros de altura rematada con una estatua de San Miguel, y el tejado perforado con decenas de lucernas. La Maison du Roi se construyó en el año 1536 y durante muchos años fue el lugar de residencia de los monarcas reinantes, pero hoy en día acoge el Museo de la Ciudad (Musée de la Ville). Pero sin duda el lugar más visitado es el Roy d´Espagne, el bar más famoso de la Grand Place porque, aparte de cerveza, ofrece unas vistas privilegiadas desde su terraza. En el interior siguen figurando ahorcados muñecos con uniformes de los tiempos del Duque de Alba.