Fuente: Diaro ABC. – eltoroalinfinito.com
El Colegio de Abogados de Madrid ha inaugurado una nueva Sección dedicada al Derecho de la Tauromaquia con la vocación de acercar a la sociedad la importancia de «la regulación de un arte tan importante» en el que confluyen diferentes disciplinas jurídicas, y de «convocar a todos: taurinos y antitaurinos».
Según informa este jueves el Colegio, el acto de presentación de la nueva Sección convocó a más de 600 personas, como el presidente del nuevo área, que es el catedrático de la Universidad Complutense Manuel Quintanar, el director del Centro Taurino de Madrid, Miguel Abellán, y el matador Gonzalo Caballero.
El decano de los abogados madrileños, José María Alonso, reconoció que «ha costado sacar adelante esta Sección, pero tenía que salir porque la tauromaquia no es solo algo que forma parte de nuestra raíz como españoles», sino que «desde el punto de vista jurídico tiene muchísimos componentes y confluyen todo tipo de disciplinas que conforman la regulación de un arte tan importante».
«El ICAM tenía que estar también aquí, somos un país diverso, hay personas que opinan de una manera y personas que opinan de otra, pero la obligación de la institución es que todos aquellos que tengan una inquietud profesional o que ejercen su actividad en una determinada área, tengan aquí su casa, aquí cabemos todos», añadió Alonso.
Por su parte el presidente de la Sección de Tauromaquia, Manuel Quintanar, aseguró que la nueva Sección nace «con la vocación de convocar a todos, taurinos y antitaurinos, para ahondar, desde el conocimiento, en sus verdaderas implicaciones y lograr una regulación efectiva y ejemplar para todos los profesionales implicados que garantice la subsistencia del toro de lidia», detalla el Colegio en un comunicado.
Quintanar afirmó que se trabajará en el análisis de la regulación del mundo del toro, la celebración de espectáculos y a la actividad empresarial, así como en la promoción de reformas normativas, todo ello con la idea de «desideologizar» esta actividad, que «no pertenece a ningún partido político».
El catedrático aspira a la creación de una Real Academia del Derecho de la Tauromaquia y a que se fortalezcan las relaciones internacionales «hasta llegar a la Unesco, para declarar la tauromaquia como patrimonio intangible de la humanidad».