Nace a las 6 de la mañana un 6 de agosto de 1941 en  Córdoba (España)

Salvador Sánchez-Marruedo tuvo la oportunidad, desde que nació, de conocer y tratar a los más importantes personajes del mundo del toro de la España del siglo veinte. Y no porque fuera un niño precoz. Su situación social de privilegio se debía a que su padre era el celebérrimo  hombre de negocios y descubridor de toreros  Don Rafael Sánchez “Pipo”.

Tal vez eso, sin él saberlo, le marca en su deseo de superarse día a día.

En 1866, tiempo en que reinaba en España Alfonso XII y en los ruedos triunfaba el cordobés Rafael Molina “Lagartijo”, “Primer Califa del Toreo”, el gusanillo de la afición era ya un hecho en la saga de los “Pipos”. Su abuelo, Salvador Sánchez Fernández “Pipo”, pronto sintió la afición heredada de sus antepasados y hasta se decidió a organizar festejos taurinos, siendo gran amigo de otro Califa del Toreo, Rafael Guerra Bejarano “Guerrita”.

La saga de los “Pipos” aumentaba el 18 de noviembre de 1912, con el nacimiento de su padre, Rafael Sánchez Ortiz “Pipo”, quien hizo sus primeros intentos toreros allá por 1928.

Gran amigo desde la infancia de “Manolete”, le sigue por las distintas plazas donde actuaba.

El 28 de agosto de 1947 sucede la trágica cogida mortal en Linares, y pasa por el mal trago de tener que cerrarle los ojos, y es cuando Rafael Sánchez “Pipo” decide “aparcar” sus negocios y “buscar” ese torero que pudiera suplir aunque sólo fuera en parte a su gran amigo “Manolete”.

Durante años, dirige las carreras artísticas entre otros de Manuel Capetillo y José Ramón Tirado, ambos mexicanos, José M.ª Clavel, José M.ª Montilla, José Ignacio de la Serna, Miguel Cárdenas, Manolo Triana, Julio Gómes, Paco Pallarés, José Fuentes, Antonio Ruiz “Espartaco”, Manuel Benítez “El Cordobés”, Curro Vázquez… y nos situamos en 1959, que hasta 1973, son los que Salvador Sánchez-Marruedo estuvo muy presente en la Fiesta, apoderando o mejor dicho “descubriendo toreros”, lo que siempre hizo su padre y él compartía… otra historia que contar en otro momento.

Seguimos con Salvador Sánchez-Marruedo que decide a  principios de 1974 “cortarse la coleta” y se dedica, al contrario de lo que hizo su padre, volver a la vida empresarial; no obstante, sigue como buen aficionado dándole vueltas a cómo podría ayudar a la Fiesta de los Toros.

Al cabo de varios años crea en 1991 los Homenajes Escalera del Éxito, haciendo entrega a S.A.R. Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, Condesa de Barcelona, la primera de este galardón.

Esta relación, al día de hoy se encuentra en la número 201, donde están personalidades homenajeadas pertenecientes a los diferentes mundos de: el deporte, la religión y la política, la empresa, académicos, medios de comunicación, la ciencia, las artes, el cine, los toros, la literatura y la filosofía, el espectáculo,  además in memoriam a figuras históricas, y fiel siempre al lema: “Escalera del Éxito”. Es el reconocimiento del Esfuerzo Humano… Es el símbolo del triunfo en cualquiera de los aspectos nobles de la vida… Pero en la base de este trofeo, y esto es lo importante, hay unas personas que recuerdan ese trabajo y ese triunfo… Unas personas que reconocen que nuestro sacrificio no fue baldío… Unas personas que aplauden el esfuerzo que supone siempre subir con éxito los peldaños de la Escalera de nuestra vida.

Y para perpetuar dichos Homenajes funda una revista de Cultura Taurina y un Portal, ambos del mismo nombre  “ Sabios del Toreo”.

Sus datos académicos, profesionales y reconocimientos se entremezclan y van unidos hasta el día de hoy.

El bachillerato lo compagina con ser asentador del mercado central de pescados, estudia primero de ingeniero aeronáutico y pasa a topografía, abandonando en segundo curso, técnico licenciado en relaciones públicas e investigador mercantil de la Unión Profesional (U.P.I.M.E). Mientras sucede todo esto, con dieciséis años, se convierte en el más joven apoderado taurino que ha existido, en unión de su padre Rafael Sánchez Ortiz “Pipo”

Vocal del Sindicato Nacional del Espectáculo (Agrupación Sindical Apoderados Taurinos)

Consejero Ejecutivo de Mutua Hoste, Mutua Patronal de Accidentes de Trabajo.

Vocal de la Federación Regional de Boxeo del Centro.

Agente Davis Agency Inc. Base Aérea de Torrejón.

Miembro de la Asamblea de Madrid. Cruz Roja Española.

Titular del Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Madrid.

Consejero de M. C. Mutual, Mutua Patronal de Accidentes de Trabajo.

Corresponsal del programa “Paseíllo de Lujo”. Radio Intercontinental.

Fundador y Presidente del Círculo Cultural Taurino Internacional, actualmente Homenajes “Escalera del Éxito”.

Miembro anual Club Millonario de Vida-Catalana Occidente.

Fundador-Editor-Director de la Revista y Portal “Los Sabios del Toreo”

Fundador de Eurobosques.

Primer Presidente de Honor de Bosques Naturales.

Mención especial Junta Municipal Área Cultura Ciudad Lineal, Ayuntamiento Madrid.

Primer Pasodoble “Revista Los Sabios del Toreo” en honor de Salvador Sánchez-Marruedo (Autor: Antonio Rodríguez Salido).

Primer Líder Cordobés más allá de su Tierra (Diputación de Córdoba).

“Madroño de Albero” Tertulia Amigos del Conde de Colombí.

Memorial “Pinturas” Asociación Taurina Cultural Los Cortes de Medina del Campo.

Recoge el trofeo “Manolete” (a título póstumo) a Don Rafael Sánchez “Pipo”, el más grande descubridor de toreros. Asociación Taurina Cultural Los Cortes de Medina del Campo

XVI Pregón Taurino Feria de Córdoba, pregonero-presentador.

XII Edición, Premio a la Difusión Cultural de la Fiesta (Barcelona, Nit Gala de la T. Catalana).

Caballero de la Real Asociación Caballeros del Monasterio de Yuste.

XIX Pregón Taurino Feria de Córdoba, pregonero-presentador.

Diploma Trofeos Nacionales “Cossío”

Aficionado insigne – XV Trofeos Nacionales “Cossío” de la R. F. T. de España.

Segundo Pasodoble a Salvador Sánchez- Marruedo, potenciador y cultivador de las tradiciones espirituales y culturales de nuestra Córdoba eterna (Autor: Antonio Rodríguez Salido).

Tercer Pasodoble en honor de Salvador Sánchez-Marruedo “Brindis a Salvador Sánchez “Pipo” (Autor: Lorenzo Gallego Castuera)

Distinción de Honor “Peña Los Cabales”.

Placa de reconocimiento por su encomiable labor desarrollada en pro de la Fiesta Brava Mundial, A.C.O.T.A.V.E. (Asociación de Cronistas Taurinos de Venezuela).

Insignia de Oro y Socio de Honor de la Tertulia Taurina “El Castoreño” del Real Círculo de la Amistad de Córdoba.

Miembro de la Orden del Torsón de Oro de Santiago (al mérito en el trabajo).

Reconocimiento “Romántico del Toreo”– Rafael Sánchez “Pipo” por su aportación y entrega a la “Fiesta”.

Escalera del Éxito nº 200 al Esfuerzo Humano.

Caballero Amigo de la Plaza de Toros de Béjar con imposición de insignia de Oro de la Asociación y Capa Española de Paño de Béjar, por la reiterada y excelente colaboración que nos ha prestado en los actos del III Centenario y la promoción de nuestra ciudad y de la Fiesta de los Toros.

Título de Amigo de la Decana. Peña Taurina Usera (fundada en 1944).

Año 2013 en la Casa de Córdoba en Madrid Pregonero Fiesta de San Rafael, disertó sobre “Córdoba y su Custodio Arcángel San Rafael”

Junio 2014. Recibe las Medallas del Centenario de la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil y el diploma que lo acredita.

En resumen, desde 1952 y con once años, hasta hoy, no ha parado ni un solo momento.

Reside en Madrid desde muy pequeño (3 años) y desde la capital del reino mantiene lazos constantes con su cuna cordobesa. Sigue los temas que afectan a esta ciudad con la pasión propia de quien añora lo amado.

El nombre de “Pipo”, histórico por el abuelo, ha encontrado continuidad en los hijos y nietos de nuestro personaje que, al igual que su padre, conquistó el mundo del toro; él ha conquistado Madrid gracias a su buen hacer, honradez y el trato elegante con todos.

Actividad incesante para una vida llena de imaginación y felicidad, que ha compartido desde el principio con su mujer Lola y su hijo Salvador y actualmente con Ana, su nuera y sus nietos Miguel Ángel “Pipo V” y Natalia.

Siempre dice que quiere ser recordado por el Patrimonio Cultural que pueda dejar. Está convencido que la cultura es el único modo que tiene el ser humano para seguir siéndolo.