Casarrubios del Monte, es un pueblo toledano con gran afición a los toros, no en vano de allí salieron toreros y banderilleros con renombre en el mundo de la fiesta, nació un chaval con esa misma afición, afición que hoy perdura otorgando infinidad de premios a toreros triunfadores en las Ferias de San Isidro, de Madrid, San Sebastián de los Reyes, Algete y San Agustín de Guadalix. Pues bien, el personaje al que hoy entregamos la Escalera del Éxito, la tiene bien ganada. A los catorce años se vino, desde su toledano pueblo, a trabajar a Madrid con la ilusión de ser cocinero, y bueno, que es el resultado de su vida. Con mucho sacrificio comenzó a trabajar de pinche en el restaurante La Chuleta, de la calle de Echegary, donde estuvo tres años, haciendo lo que hiciera falta, y conociendo gente como Julio Aparicio, Palomo Linares, El Pipo, etc. De allí, siempre como cocinero, a trabajar en Benidorm, Restaurante Aitana, después Hotel Formentor y La Masía, de Palma de Mallorca e infinidad de sitios hasta recalar como jefe de cocina del famoso Restaurante Valentín, de Madrid. Después La Fragua y mas tarde, harto de tumbos por toda España, con mucho trabajo y penuria, abre una pequeña marisquería en Mostoles, la cosa marcha y abre otra en Alcobendas, luego Madrid (carretera de Canillas), en San Sebastián de los Reyes un asador, una marisquería y un salón de bodas, continúa por Algete: marisquería y asador, y lo último, por el momento, una finca maravillosa en San Agustín de Guadalix, para bodas y banquetes. Y continuará, porque José Luis López Ferrero, trabajador infatigable no parará. Y como es natural, todo esto, acompañado, alentado y siempre colaborando, una gran mujer, la suya, Victoria Domingo Marina. Por tanto esta “Escalera del Éxito”, mas que trabajada y ascendida peldaño a peldaño, para José Luis López Ferrero.