La plaza de toros de Muro es conocida como “La Monumental”.

Se encuentra construida sobre una antigua cantera y fue terminada en 1918.

Para su edificación se le dio forma circular al terreno excavado.

Las gradas se construyeron sobre pendientes huecas, mientras que los chiqueros, las cuadras y la enfermería están hechas en la roca.

La tradición y afición taurina en la localidad de Muro es histórica. Muestra de ello, es que el Ayuntamiento declaró hace años al pueblo como el primero y único protaurino en las islas.