ENTIDADES TAURINAS CORDOBESAS

“EL PREGON TAURINO Y LAS JORNADAS CULTURALES CAMPERAS MARCAN NUESTRO SIGNO DE IDENTIDAD”

HABLAMOS CON JOSÉ Mª PORTILLO FABRA, PRESIDENTE DE EL CASTOREÑO

Por Ladislao Rodríguez Galán

La sede taurina de la Tertulia Taurina “El Castoreño”, del Real Círculo de la Amistad de Córdoba, es, sin lugar a dudas, una de las mas cuidadas y sorprendentes de todas cuantas haya en Andalucía. Entrar en ella es hacerlo en un auténtico  museo taurino y quedas atrapado por la historia que resuma su decoración. La tauromaquia cordobesa está presente en todas sus vertientes y épocas. Presidida por los bustos de los cinco Califas del Toreo, muestra al visitante objetos, entre otros,  de “Manolete” y “El Cordobés”. Si es taurino y amante del buen gusto no deje de visitar este santuario taurino de primer orden. Para saber  cómo surgió la idea de su creación hemos dialogado con su presidente, el activo e imaginativo José María Portillo, entregado en cuerpo y alma a la Tertulia.

–  Orgullosos de su sede social, imagino…

.- Por supuesto. Nuestra sede es excepcional. Tiene apariencia museística. Se ha convertido en visita obligada para quienes vienen a conocer el Círculo  de la Amistad.

– ¿Cuándo y por qué se fundó El Castoreño?.

– En el Real Circulo de la Amistad, un grupo de socios, aficionados  taurinos, se reunía cada jueves para visionar los vídeos taurinos  que aportaba el Dr. Cabanillas. A continuación tomaban una copa y seguían hablando de toros. De ahí a constituir la Tertulia sólo había un paso. Y se dio en 1990.

Era un momento de esplendor de la Fiesta con toreros como Manzanares padre, Paco Ojeda, Espartaco,  Emilio Muñoz, César Rincón y otros, con  un fuerte protagonismo de Miura, Victorino, Pablorromero, Tulio y de los llamados toreros-legionarios como Ruiz Miguel, los Campuzano, Manili y Pepe Luis Vargas, al que se añadiría un circuito para los matadores banderilleros, como  Esplá, Victor Mendes, El Soro, Morenito y varios más. Y engalanando todo ello estaba  la Fiesta del pasado,  protagonizada por Antoñete, Manolo Vázquez, Curro, Paula y el añadido de Pepe Luis Vázquez como prolongación de tiempos todavía   más lejanos. Y como reflejo de todo ello, en Córdoba apareció  una explosiva pareja de novilleros, Finito y Chiquilín, que pusieron durante algún tiempo el toreo boca abajo. Como se comprenderá, aquella Tertulia nacía para triunfar y triunfó, igual que lo sigue haciendo  actualmente.

–  ¿Cuantos socios fundadores hubo?.

– La iniciaron una treintena de socios, con aficionados como Luis Rodríguez, Manuel Castilla, Rafael Garrido, Rafael Guerra, Rafael Salinas, Rafael Sánchez y otros.  Actualmente la exclusión de la Fiesta de la realidad cordobesa, ha hecho disminuir el número de socios. Pero, sin embargo, la Tertulia está en su etapa de mayor actividad y más amplio seguimiento de su historia.

– ¿Que actividades desarrollan a lo largo de la temporada?.

– Los actos habituales son conferencias, presentaciones de libros, cursos sobre tauromaquia… Y   jornadas culturales camperas, que incluyen la visita a una finca histórica, conferencias a cargo de personalidades taurinas, tentadero con posibilidad de torear quienes lo deseen y almuerzo de hermandad. Destacaría las Jornadas celebradas en Pino  Montano, la histórica finca de Ignacio Sánchez Mejías en la que se constituyó la Generación poética del 27, y la que  tuvo lugar en El Alamillo, escenario de los entrenamientos camperos de Manolete.

–  Vds. crearon e instituyeron el Pregón Taurino de la Feria de Mayo cordobesa. Un acto que se celebra con enorme expectación…

– Efectivamente, es el acto principal que organiza El Castoreño y está abierto a todo el mundo. Se celebra en el impresionante Salón Liceo y cuenta con interpretación de pasodobles por la banda de música de la plaza de toros, actuación flamenca y la intervención de una prestigiosa personalidad. El Pregón, que este año alcanza la XXX edición, y las jornadas culturales camperas  son, en realidad, los actos que  imprimen  carácter a la Tertulia.

– ¿Tienen instituido algún premio?.

– Tenemos dos,  a la mejor corrida de toros de la Feria de Córdoba por presentación y juego,  y los trofeos Tauromaquia Califato Independiente para distinguir a personas o instituciones que hayan contribuido al engrandecimiento de la Fiesta en Córdoba, y cuyo palmarés ya reúne importantes nombres de la Cultura local.

– ¿Cuentan con algún Socio o Presidente de Honor?.

– Siendo presidente Miguel Molina, la Duquesa de Alba fue nombrada Madrina de Honor de la Tertulia, compartiendo con los socios una jornada en la que se materializó su nombramiento. Desde aquella fecha hasta su desaparición, mantuvimos con doña Cayetana una muy amable relación epistolar. Con ella se fue una manera única de entender la aristocracia.

– ¿Proyectos inmediatos?.

– La Tertulia depende en lo organizativo del Real Círculo de la Amistad, en lo económico de instituciones externas y en los contenidos de lo que vaya ocurriendo en la actualidad taurina. Nuestras previsiones son a corto plazo, y  aún no se han concretado proyectos, pero le anticipo nuestro deseo de comenzar con el homenaje a un famoso profesional de la medicina taurina y otro dedicado a un gran torero de plata recién retirado.

– ¿Cómo ve  el momento actual de la Fiesta y su futuro?.

.- El momento  actual de  la Fiesta en Córdoba lo veo  negro entrepelao. El  futuro, sin embargo,  lo veo negro zaino.