El torero venezolano C茅sar Valencia, al cortarle las dos orejas a su segundo “toro”, se convirti贸 en la tabla salvadora de una tarde donde se presentaron situaciones, para el olvido.

El joven diestro nacional supo entender las embestidas del “toro” de Campolargo y logr贸 meterlo en la muleta e instrument贸 una faena que sin ser profunda en su accionar sirvi贸 para alegrar los tendidos que se entregaron聽 al mismo tiempo que lo hac铆a el astado que llev贸 por nombre “Retador”.

Valencia, fue efectivo con聽 la toledana y con esa dosis de acero, el de Campolargo rod贸 sin puntilla, siendo premiando el sobrino de Bernardo con dos orejas como m茅rito a su labor.

Por su parte el espa帽ol Juan Serrano “Finito de C贸rdoba” quien debutaba en el coso tovare帽o, no cont贸 con la suerte suficiente para emplearse en su plenitud taurina, pues en el toro de su debut no sirvi贸 para el lucimiento del diestro ib茅rico y con su segundo bis, nada que hacer.

Alberto Lamelas, el otro extranjero que completaba el cartel de la segunda corrida de la feria de Tovar en este 2019,聽 realiz贸 una faena de mucho m茅rito en su primer toro, escuch贸 la m煤sica y ejecut贸 la suerte suprema marcando los tiempos, lamentablemente el estoque afecto la movilidad del “toro” debiendo ser ejecutado por el puntillero, perdiendo聽 el de Ja茅n al menos una oreja.

En su segunda salida, se emple贸 desde que se abri贸 de capa para ir a por el triunfo, lidiando al toro en sus terrenos sacando muletazos a astado manso que se resguard贸 en tablas, del cual tambi茅n pierde las posibilidades de triunfo por聽 culpa del acero.

De todo se vio el en coliseo

La tercera tarde de la feria de Tovar, la segunda corrida, fue una verdadera capea, donde salieron “toros” multados por no tener el peso, otro devuelto por problemas en los remos delanteros y otro manso a m谩s no poder, am茅n de聽 situaci贸nes que alimenta a los antitaurinos, entre otros aspectos lamentables e indignos de la fiesta. Por Carlos Alexis Rivera.

Ficha de la corrida

Finito de C贸rdoba: silencio y silencio.

Alberto Lamelas: silencio y silencio

C茅sar Valencia: silencio y 2 orejas