En primera plana

Esta es, a partir de anteayer, la corrida histórica de nuestra generación. La de Ponce, Macías y Joselito Adame, la de los toros de San José, la del 8 de febrero del año 2009 en la plaza México. Las cosas se dieron para reconciliar al más renuente. Todo aconteció como Dios manda. Desde el llamado al torero valenciano a saludar en el tercio. Porque nosotros los mexicanos vamos a la plaza debido a que en los carteles cuelga el nombre de Enrique Ponce, sin embargo, a algunos les duele el orgullo el reconocer que el torero de México es español y por eso, aunque lo esperan le hacen desaires. Pero el domingo no. Lo recibimos cariñosamente y antes de que largara trapo ya estábamos entregados.

Amanece la temporada francesa

La temporada francesa empezaba este domingo con una novillada en la localidad landesa de Samadet. En esta plaza cubierta y multiuso, saltaron seis novillos de Camino de Santiago (procedencia Marqués de Domecq); el primero sustituido por un ejemplar del mismo hierro al partirse una pata (fue apuntillado por el peón Lauri Monzon), voluminosos pero cómodos de cara, de poca fuerza, dieron un juego desigual. Nobles los dos primeros, el cuarto manso.

Crónica de Florent Moreau – Fotogalería de Yann Bridonneau
Samadet 8 de febrero