De purísima y oro: de película

Ya no pasa como en la trama de los filmes americanos de tema deportivo, en que un buscador de talentos va a los campos perdidos, o a callejones opacos, o a orfanatorios olvidados, donde los chavales juegan, por decir algo, al beisbol y ahí descubre a un muchacho que cuenta con todas las condiciones para convertirse en un fenómeno. Crónica de José Antonio Luna

Gitanillo de América llega a los veinticuatro años de alternativa toreando

Se recuerda que el 6 de octubre de 1985 en la primera corrida de La Asociación Colombiana de Cronistas Taurinos “Crotaurinos”, realizada en La Plaza de Toros de Santamaría de Bogotá, el espada colombiano recibió su doctorado de manos de Pedro Gutiérrez Moya “El Niño de la Capea” en presencia como testigo de Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, enfrentando astados de “El Encenillo” propiedad de don Darío Restrepo. Crónica de Nestor A. Giraldo