El matador Iker Cobo cae herido en un tentadero en Mérida (Venezuela)

El matador de toros español Iker Cobo resultó herido mientras participaba en un tentadero el domingo 25 de abril en la reinauguración de la antigua plaza de tientas de la famosa y extinta ganadería “La Carbonera” hoy “Campo Pequeño”. El torero, que se prepara en el campo bravo venezolano sufrió una cornada en el muslo derecho al tentar una vaca. El diestro se recuperará en su domicilio en Mérida, ciudad en la que reside a la espera de sumar contratos en plazas venezolanas.

Informa Víctor Ramírez “Vitico”

Miurada bajo la sombra de Aguascalientes

La sombra de esa tragedia ha planeado esta tarde sobre la Maestranza. Se mascaba en el ambiente que la gente estaba conmocionada por lo que pudo haber sido. Esta tarde, si cabe, el público maestrante ha estado más sensible con los toreros, sabiendo a lo que se exponían con una corrida como la de Miura. La primera mitad de la corrida ha estado marcada por esa sombra y después, la tarde ha comenzado a tomar un poco de vuelo. En líneas generales la corrida ha estado muy terciada y ha sido muy descastada, aunque seria, y se ha dejado. (…)


Crónica de Conchita Rodríguez Ortiz

Alberto Aguilar aprieta con los Prieto en Saint Martin de Crau

La plaza se llenó hoy en Saint Martin de Crau con un tiempo casi estival para lo que era el plato fuerte de la feria, una corrida del hierro de Prieto de la Cal. Salieron de chiqueros seis estampas veragueñas, variadas de capa y de trapío irreprochable, que propiciaron algunos momentos de auténtica angustia a lo largo de su lidia. Todos murieron con la boca cerrada pero desarrollaron genio que no permitió un lucimiento a la usanza actual. En conjunto no respondieron a las expectativas en varas, salvo los dos últimos, no fueron cómodos en el último tercio. Un punto más manejables los corridos en 1, 5º y 6º lugares. El segundo se reveló un anténtico Barrabás, en ocasiones con comportamiento de toro toreado y que se sabía el guión de antemano. (…)

Crónica y Fotogalería de Laurent Deloye, El Tico



Indulto en Saint Martin de Crau

Al arrancar el paseíllo los organizadores sólo podían lamentar el cemento aparente en las gradas de la plaza Louis Thiers, a pesar de haber luchado por montar con gusto y carácter unos carteles dignos de bien otra consideración.
Los criadores galos cumplieron con su papel a la hora de competir en concurso. Los pupilos de Gallon sacaron su acostumbrada nobleza que empaño la flojedad de remos del primero, y la lesión en una pezuña del segundo. Los ejemplares de Christophe Yonnet, con presencia, se mostraron ásperos aunque no encontrarán respuesta adecuada a su lidia. En cuantos a los dos novillos de Alain Tardieu, invitados de última hora, se llevaron el gato al agua con la guinda del indulto de “Jabanero”, núm. 37, después de dar gran juego. Enfrente, dos jóvenes coletudos, ambos distinguidos en el último Zapato de Plata de Arnedo, a priori garantía de calidad. Antes de ceder el turno a la crónica de Marie Barceló, me gustaría apuntar que aunque no se pueda calibrar con excesivo rigor el bagaje técnico de estos noveles en el inicio de sus andaduras respectivas, las cuales deseamos de largo recorrido si cabe, sí que hoy podemos lamentar que hoy Pablo Lechuga et Esaù Fernández no hayan hecho alarde en el quinto y sexto del festejo de lo único que deben dejar patente, ganas. Y saltó a la arena un gran ejemplar, cuando la tarde transcurría sin nada relevante, y Esaù Fernández se rencontró con el gusto por torear, y aunque anduviera por debajo de las posibilidades que ofrecía el novillo, pudo cuajar un epílogo de novillada que los ausentes se perdieron hoy en Saint Martin de Crau.
(…)


Crónica de Marie Barceló

Analisis y Fotogalería de Laurent Deloye, El Tico