Arturo Beltrán

“…Llegó a la plaza de toros de Pignatelli
acompañado por José y Victoriano Valencia y la
idea de cubrir este coso se la aportó el
arquitecto cubano Bernardo Díaz, que había
abandonado las huestes castristas de la bahía de
Cochinos y se había venido a España para seguir su
carrera y para hacer alguna incursión en el campo
torero con el sobrenombre rumboso de Guajiro…”

Informa
Benjamin Bentura Remacha. Decano
del
Periodismo Taurino