La faena grandiosa de Silverio Pérez ante Tanguito

Entre los hitos que marcan la historia del toreo en las tierras de México, uno de los días más señalados es el del 31 de enero de 1943, cuando Silverio Pérez cuajó una faena que se considera inolvidable ante el toro “Tanguito”, del hierro de Pastajé. “Uno por uno fue engarzando bellísimos muletazos coronando de gloria su magistral interpretación del toreo”, escribió un crítico de la época. Y otros remató la efeméride con estas palabras: “Nadie ha hecho el toreo como este as de ases, a quien habría que levantarle no una placa sino una pirámide, una basílica o mejor aún, una montaña, para que existiese un monumento digno de su gloria”(…)

Fuente Taurología