De Purísima y Oro: Sin fama ni traje de luces

Ustedes han de perdonar que el firmante de este artículo no atienda a noticias tan trascendentales como la reciente y triunfal corrida en Las Vegas, donde Zotoluco e Ignacio Garibay, por poco desorejan hasta a las coristas del Bellagio y a las camareras del Caesars Palace, da igual. Lo digo en sentido figurado. No lo de la exageración triunfalista, sino lo del corte de orejas, porque ya se sabe que allá las corridas son incruentas y por ello, supongo que el alguacil entrega apéndices de peluche. Es que los últimos acontecimientos del toreo mexicano me conmueven tanto como a Hitler un niño judío y dado que hace una semana me quedé con ganas de contarles algo, pues vamos al merengue. (…)




Artículo de José Antonio Luna

Final de Feria en Montilla.

Termino la feria de Montilla en una edición caracterizada por la poca ausencia de público en lo negativo, y en lo positivo en la magnífica presentación del ganado lidiado. Novillos con cuajo de toros que hacen que en la feria montillana se hayan visto animales de irreprochable presentación. (…)




Crónica y fotos Salvador Giménez

Alberto López Simón a hombros en Lunel

Dejando atrás varios años sin trascendencia, la placita de Lunel ha recobrado todo su esplendor con el triunfo que propiciaron el encuentro entre un novillero apabullante de talento y de aguante y un gran novillo de Bruno Blohorn que vino a sustituir en el último minuto un ejemplar del hierro titular de Margé que se lastimó al desembarcar. Los novillos de Robert Margé anduvieron un tono por debajo de lo que se esperaba. Aun así, y a pesar de que varios no tuvieron una embestida humillada, sí que fueron manejables y dispuestos a dejarse hilvanar faenas cimentadas y entretenidas, al compás de una tarde sin tiempo muerto. El sobrero de Blohorn lidiado en tercer lugar fue muy mal picado en sus dos encuentros con los montados, lo que es de pensar le privó de una vuelta póstuma que no era nada fuera de contexto.
La terna del día mostró predisposición pero destacó sobre manera el dominio insolente de un Alberto López Simón de impresionante quietud que propagó escalofríos a la concurrencia a pesar de la climatología canicular.
(…)


Crónica de Marie Barceló y Fotogalería de Laurent Deloye “El Tico”

Fotogalería

Lunel, 17 de julio 2010