Se anunció como corrida y era un festival.

La que se había anunciado en los medios como una corrida de toros fuera de abono en Valencia (Vzla.) resultó ser un festival (sin menospreciar a los festivales claro está). 12 de noviembre. Novillos de Santa Fé, divisa verde esmeralda, grana y oro para el rejoneador Francisco Javier Rodríguez (Vzla.), Francisco Rivera Ordóñez(Esp.) , Otto Rodríguez (Vzla.) y Ramsés Ruíz (Col). (Crónica de Gilberto J. Álvarez)

Sólo pude esbozar muy poco de todo lo que puedo dar , afirmó Guillermo Martínez

“El domingo pasado lo esperaba con mucha ilusión, no sabes cuanta, no cabía en mi corazón, en mi espíritu, en mis incontenibles deseos de salir a triunfar, ya que estaba consciente, porque puedo, de que tenía que romper, demostrando todos mis argumentos toreros. Gracias a Dios ha sido un buen año para mi, y tenía que salir a dar todo; no obstante, al aparecer mi primer ejemplar, el público percibió que no tenía la presencia correcta, y se vinieron las protestas. Yo como torero que está indiscutiblemente agradecido por el apoyo que me han dado los aficionados en toda la República, acepto y respeto su posición, y por ello sólo pude trazar esbozos de lo que es mi toreo, de todo lo que puedo dar, apenas y con tres series. Con el segundo, qué te puedo decir, fue el lunar del encierro, ha sido peligroso y tuve que lidiarlo como mandan los cánones”.